5 (100%) 3 votes

Tener claridad de cómo hacer un plan de marketing en redes sociales de forma asertiva, es hoy un requisito indispensable para cualquier marca, bien sea que ya tenga presencia en ellas y utilice o que aún no lo haga pero busque aprovechar al máximo las oportunidades de crecimiento que ofrece el social media digital. Para lograrlo, más allá de la presencia, se requiere de una estrategia claramente definida, en línea con el plan de marketing, los objetivos y los valores de la marca.

Además del seo de contenidos y otras herramientas de marketing digital, las redes sociales son sin duda poderosas plataformas que más allá de comunicar, promocionar y generar grandes comunidades alrededor de las marcas, resultan muy útiles como canal para captar potenciales nuevos compradores y fidelizar usuarios de los productos o servicios.

Sin embargo, y no solo en el caso de pequeñas y medianas empresas, no existe total claridad acerca del adecuado y eficiente uso de las saturadas redes sociales digitales en función de los planes de marketing y ventas de las empresas.

Plan de marketing en redes sociales

Parecería que hoy todas las marcas están presentes en las redes sociales, sin embargo, lo cierto es que no todas hacen buen uso de estas mediante sus planes de marketing y las que lo hacen, en muchos casos no tienen una ejecución profesional, siendo en muchas ocasiones los mismos empleados quienes hacen las veces de community manager para administrar las redes o postear contenidos.

Si el anterior es nuestro caso, definir cómo hacer un plan de marketing en redes sociales puede no ser una tarea fácil o en el peor de los casos puede que no tengamos idea de cómo hacerlo o por dónde comenzar, cuáles redes sociales que deberíamos utilizar para nuestra marca o negocio o creer que es algo rápido de hacer y con resultados a corto plazo.

Aunque esto puede suponer un inconveniente y si bien es cierto que necesitaremos algunos conocimientos y experiencias creando y gestionando planes de marketing y comunicación en redes, (algo que no siempre se tiene) y que puede generar algún temor a la hora de ponerse en acción, la buena noticia es que este plan de marketing en redes sociales es posible de construir y poner en marcha con algo de tiempo, investigación y mucha dedicación.

Igualmente lo positivo es que este plan es un documento adaptable en el tiempo y permitirá hacer los cambios que se requieran durante su ejecución y tras evaluaciones periódicas para obtener los resultados esperados.

Por ello, en este post he desarrollado para ti una pequeña guia paso a paso de cómo hacer un plan de marketing en redes sociales efectivo que espero te aporte algún conocimiento o herramientas para tus planes de marketing digitales.

¿En qué consiste un plan de marketing para redes sociales?

De seguro habrás visto docenas de definiciones acerca del tema, unas más técnicas que otras, pero vamos a decir en palabras sencillas que un plan de marketing en redes sociales es un conjunto de estrategias y acciones establecidas en un periodo específico y desarrolladas con la idea de aportar a los objetivos de negocio establecidos, todas ellas mediante el uso de redes sociales.

Este plan supone la creación de un documento u hoja de ruta que contendrá la información necesaria para cumplir los objetivos establecidos el cual deberá estar en valoración periódica a medida que se ejecuta y modificarse de ser necesario.

Es importante tener en mente que dicho plan partirá del plan de marketing general de la marca y por lo tanto debe estar alineado con este y con los objetivos de negocio.

Plan de marketing en redes sociales

Cuanto más específico sea el plan de marketing propuesto en redes sociales, más efectiva y sencilla supone su implementación. Al decir específico, nos referimos a que ha de ser concreto, realista y ejecutable y no algo idealista o inalcanzable.

El plan de marketing en redes sociales deberá contener a lo sumo dos hojas por ambas caras y en ellas incluir en la primera un resumen o análisis de la situación digital actual (si existiese) y los objetivos de marketing; y en una segunda hoja las estrategias y acciones que se realizarán así como los indicadores de gestión o KPIs con los que mediremos su funcionamiento.

¿Cómo hacer un plan de marketing en redes sociales?

Para responder a esta pregunta de la mejor forma y con claridad, a continuación te presento un paso a paso que he desarrollado para ayudarte a construir tu propio plan de social media marketing.


1. Análisis de la situación actual

Lo primero y antes de empezar cualquier estrategia, bien sea de ventas o marketing es conocer en qué situación estamos actualmente, por lo que en el caso de un plan de marketing en redes debemos determinar dónde y cómo estamos como marca, dentro del sector y frente a nuestros principales competidores en términos de posicionamiento, tamaño de comunidad en redes, nivel de fidelidad, engagement e interacción entre otros. Para hacerlo, podemos realizar un análisis DAFO.

Análisis de redes sociales

Para ello debemos analizar y tener claridad de lo que se genera en redes sociales, tanto de nuestro sector y marca como de nuestros principales competidores desde cuatro apsectos:

Desde nuestro producto o servicio

  • ¿Cómo son los productos o servicios que disponemos frente a los de nuestros competidores?
  • Ámbito geográfico: ¿en dónde los vendemos?
  • ¿Cuales son los canales de venta digitales de los que disponemos?
  • ¿Tienen estacionalidad nuestros productos o servicios?
  • ¿En qué nos diferenciamos de la competencia? y ¿Propuesta de valor?

Desde nuestro público objetivo y cliente potencial

  • ¿Quién es nuestro potencial comprador? (Buyer persona)
  • ¿Cómo se comporta este en internet? ¿hacen uso de las redes sociales?
  • ¿Qué necesidades o expectativas cubre nuestro producto o servicio para nuestros clientes actuales y potenciale
  • Geolocalización: ¿Dónde están nuestros clientes?

Desde la marca o negocio

  • ¿Cuál es el tamaño y cuánto tiempo lleva en el mercado nuestra marca o negocio?
  • ¿Qué acciones ha realizado hasta ahora nuestra marca a nivel online?
  • ¿Tiene o ha tenido alguna presencia online nuestra marca? y si la respuesta es si
  • ¿Qué se habla o ha hablado de la marca en medios digitales, blogs, redes, otros? (positivo y negativo)

Desde nuestros competidores

  • ¿Quiénes son los competidores de nuestra marca o negocio a nivel online?
  • ¿Que ofrecen y cuáles son sus ventajas competitivas?
  • ¿En qué mercados tiene presencia?
  • ¿Qué palabras claves utilizaría tu cliente potencial para encontrarte? Aquellos en los primeros resultados SERP serán nuestros competidores.
  • ¿En qué redes sociales está presente y cómo las utiliza?
  • ¿Cual es el tono de comunicación con su comunidad en redes y qué tanto interactúa con esta?
  • ¿Qué respuesta tienen sus acciones y publicaciones en redes sociales?
  • ¿Cuales de sus acciones les funcionan mejor y como puedo mejorarlas (Benchmarking)

2. Definición de objetivos en redes sociales

Al igual que ponerse en forma o aprender un nuevo idioma, las opciones de mejorar la presencia en redes sociales aumentan ampliamente al definir nuestros objetivos.

La definición de objetivos nos permitirá reaccionar con mayor rapidez y hacer cambios en la estrategia de redes sociales cuando cada una de las acciones no estén cumpliendo con los indicadores de gestión previamente definidos.

Sin objetivos claros y cuantificables no es posible trazar una estrategia de acciones ni medir el éxito ni el rendimiento de nuestra inversión de tiempo y recursos financieros. Por ello dichos objetivos deben ser definidos en cifras y tiempo, ya que si demostramos que nuestra estrategia de marketing en redes impulsa los objetivos de negocio, es más factible conseguir mayor inversión y apoyo.

Objetivos de marketing en social media

Al establecer los objetivos en redes, si bien son importantes, debemos ir más allá de métricas como likes, shares o retweets en favor de otras más relevantes como clientes generados (a través del funnel de conversión se puede saber), menciones positivas, tráfico a tu web, leads y nuevos seguidores.

Una buena estrategia para definir los objetivos de marketing para redes sociales es utilizando el enfoque “SMART” y lograr que estos sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con un tiempo limite para su cumplimiento.

Bajo lo anterior, cada uno de los objetivos de nuestro plan de marketing de redes sociales se debe expresar en una acción y deben dejar claro lo que queremos conseguir. Algunos ejemplos de objetivos pueden ser:

  • Incrementar en 800 el número de followers de una cuenta de Twitter en un tiempo de cuatro meses.
  • Aumentar un 20% el tráfico a nuestra web desde Twitter, Facebook y YouTube en un periodo de seis meses a partir del inicio del plan de marketing en redes”.
  • Aumentar un 5% las ventas online de x producto cuyos compradores lleguen a la web a través de contenido en redes.

Ningún caso es igual: según el tipo de negocio o marca y el momento en que se encuentren estas, los objetivos planteados serán diferentes: aumentar el número de clientes, ampliar nuestra comunidad en una red social específica, incrementar las ventas en un porcentaje, mejorar nuestra reputación digital, etc.

Para cada uno de estos y otros objetivos debemos plantear acciones en nuestro plan de marketing en redes sociales así:

  • Objetivo de negocio: Aumentar un 5% las ventas online de un producto cuyos compradores lleguen a la web a través de posts y ads en redes sociales.
  • Estrategias para lograrlo: Realizar ofertas y descuentos en periodos puntuales, hacer concursos entregando producto o decuentos, hacer campañas en Facebook Ads o Twitter Ads, generar contenidos de calidad que aumente el interés, etc.

3. Construcción de nuestro buyer persona

Si queremos vender un producto o servicio lo primero es conocer a quién se lo vamos a vender. De nada nos sirve crear una estrategia de marketing offline o digital con el objetivo de vender o promocionar algo si realmente no sabemos para quién lo estamos haciendo.

La definición de nuestro buyer persona es un proceso crucial que nos permitirá entender y determinar quién es nuestro cliente ideal. Su correcta perfilación además de evitarnos esfuerzos y costos innecesarios, nos permitirá llegar de mejor manera a nuestros verdaderos potenciales clientes haciendo más efectiva la ejecución de la estrategia y su conjunto de acciones (en este caso contenidos) y logrando que estas generen un verdadero valor tanto para usuarios como para nuestra marca.

buyer persona para social media

Definir nuestro buyer persona no es un proceso sencillo ni consiste en tener en cuenta solo segmentos demográficos y sociales, es un proceso que debe incluir variables más allá de las clásicas edad, sexo, educación u ocupación.

Aunque dependerá de la marca y sus productos, en una campaña o plan de marketing digital en redes sociales, lo ideal es definir varios buyer person (al menos 3 o 4) para así poder controlar y enfocar los esfuerzos y acciones.

Pueden ser muchas, pero estas son las variables que consideramos debemos tener en cuenta para la definición de nuestros perfiles de compradores:

  • Datos demográficos: Sexo, edad y ubicación.
  • Situación profesional y personal (ocupación, si tiene o no hijos y edad de estos, si vive solo o en pareja)
  • Nivel de educación
  • Hobbies o intereses
  • Comportamiento en internet: Dónde y cómo accede o consume información, qué redes sociales utiliza, cuanto
  • Objetivos: Cuáles son sus motivaciones y cuál es la necesidad del buyer que debes suplir con tu producto o servicio
  • Retos que enfrenta en el día a día
  • Preocupaciones y aspiraciones

Una vez hayamos construido nuestro buyer persona podremos desarrollar contenidos efectivos que apunten a satisfacer las necesidades y expectativas de los usuarios de redes sociales. Si en nuestras redes o en blogs escribimos posts y artículos que despierten el interés de nuestro cliente potencial, le estaremos entregando contenido de valor más susceptible de interacción, viralizando y derivando más tráfico hacia nuestra web.


4. Definición de las redes sociales en las que estaremos

Elegir correctamente las redes sociales en las que debemos estar presentes con nuestra marca dependerá de los objetivos de marketing que hayamos establecido previamente, la naturaleza del producto o negocio y por supuesto la perfilación de nuestro público objetivo.

De entrada lo más lógico sería estar en aquellas redes sociales en donde están tus competidores, sin embargo, esto no siempre debe ser la regla y la decisión dependerá más de tus recursos tanto económicos como humanos.  

seleccionando redes sociales marketing digital

No se trata de estar presentes en redes solo por estar, de nada sirve tener cuentas y perfiles sociales sino se utilizan y no se interactúa a través de  ellas con usuarios y clientes potenciales. A diferencia de un perfil personal, en el caso de las marcas la gestiçon y administración de la cuentas requiere de una estrategia muy definida, KPI´s, reportes periódicos y este trabajo debería hacerlo un Community Manager.

Cada caso es único y debe estar sujeto a evaluación para definir las redes sociales en que estaremos con nuestra marca, para ello merece la pena responder las siguientes inquietudes:

  • ¿Qué redes sociales son las más adecuadas para llegar a mi target?
  • ¿Cuál es mi audiencia o público objetivo? (¿He definido mi buyer persona realmente bien?)
  • ¿Mi producto o servicio realmente encaja con los usuarios esta red?
  • ¿La naturaleza de mi producto o servicio me permitirá generar contenido de valor en esta red?
  • ¿Cuál es mi objetivo o propósito al estar en esta red?
  • ¿Cuál es mi estrategia a 3, 6, 9 meses o un año?
  • ¿Cual es el estilo y el tono de comunicación de mi marca?
  • ¿Qué busco comunicar a mi comunidad o seguidores de mi marca?
  • ¿Qué respuesta espero de mi comunidad? – ¿Estoy preparado para las críticas?
  • ¿Tengo los recursos (tiempo, personal, tecnología, información) suficientes para mantener actualizadas mis cuentas sociales?
  • ¿Tengo capacidad de dar respuesta a los comentarios de mi audiencia en esta red?

Respondidas estas preguntas para cada una de las redes y con la claridad de en cuales estaremos, el siguiente paso es conocer muy bien su funcionamiento. En principio es obvio evaluar la presencia en las redes más populares como Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin, sin embargo, no es necesario tener un perfil social en todas.

Si cuentas con tiempo suficiente o la posibilidad de contratar un community manager para administrar tus redes, date de alta en varias sin dejar de hacer un estudio previo para que no pierdas tiempo ni dinero, pero no dejes de investigar si existe una red social especializada en tu sector, producto o servicio para estar presente.

Si ya contamos con redes sociales, realizar una auditoría

En el caso de que ya contemos con redes sociales de marca y las venimos utilizando, lo mejor es hacer una auditoría y evaluar su actual funcionamiento, que hemos publicado que ha funcionado y qué no, quién está conectado a través de ellas con nuestra marca, la interacción y el engagement que generamos y comparar todo ello con lo que hace nuestra competencia.

En el caso de contar con redes ya en funcionamiento, tendremos que analizar qué tipo de contenidos le gusta más a nuestra audiencia. Esto se puede hacer analizando los contenidos que han generando la mayor interacción y engagement ayudando a aumentar nuestra audiencia en redes y el tráfico a nuestra web desde estas.

Para saber en qué tipo de contenidos debemos enfocarnos, necesitaremos hacer uso de herramientas analíticas de nuestra web y perfiles  sociales para encontrar las características más comunes entre nuestros mejores posts

Estos son algunos recursos con funciones analíticas para algunas de las principales redes sociales:

La auditoría nos permitirá hacer ajustes en la descripción de cada uno de nuestros perfiles sociales. Estas descripciones de una sola frase nos ayudarán a enfocar la atención y a retomar el rumbo si los perfiles están pasando por momentos no eficaces.

También nos permitirá descubrir que no todas las redes sociales funcionan para lo mismo. Instagram puede funcionar para una marca de ropa o accesorios, pero por ejemplo para un taller mecánico o una lavandería, Facebook podría ser una mejor plataforma.

Aspectos a tener en cuenta en la auditoria social media

  • Evaluación de acciones previas
  • Problemas que afectan a la empresa
  • Análisis de reputación, productos y marca desarrollado
  • Nivel de interacción
  • Generación de tráfico hacia web
  • Nivel de respuesta atención al cliente online

5. Planeación de contenidos para las redes escogidas

Una vez definidas las redes en las que publicaremos, o bien hecha la auditoría de nuestras cuentas existentes, es hora de planificar nuestra estrategia de contenidos y el calendario de publicaciones. Por su naturaleza, en cada plataforma escogida la estrategia será diferente y deberá responder a los objetivos demarcados además de tener consistencia en la comunicación. Para planificar mejor nuestro plan de contenidos en cada red social debemos hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el objetivo de este contenido? (Visibilizar marca, promocionar, generar engagement, nuevos clientes, responder a inquietudes)
  • ¿Con qué frecuencia vamos a publicar en cada red?
  • ¿Qué tono de comunicación y lenguaje vamos a usar en cada red?
  • ¿Cuál es nuestra audiencia para cada tipo de contenido?
  • ¿Quién va a desarrollar nuestro contenido?
  • ¿Cómo vamos a promocionar nuestro contenido?
  • ¿Con qué presupuesto contamos para promover nuestros contenidos?
  • ¿Haremos campañas ads o trabajaremos con influencers?

Planeación de contenidos social media

Teniendo en cuenta que las redes sociales no son un canal de venta directa, sino un medio de interacción, será más fácil llegar a nuestro público si comunicamos noticias curiosas e información de su interés, que si sólo intentamos venderles algo. Por eso debemos saber qué publicaciones son las más interesantes para ellos.


6. Calendario editorial de publicaciones

El calendario editorial es un documento (normalmente una tabla excel) en el que registraremos las fechas y horas en que vamos a publicar en cada una de las redes sociales contenido editorial y de campañas. Para tener un mayor orden y control lo ideal es hacer un calendario de publicaciones por cada red social.

En el documento debemos ver fácilmente todo aquello que nos interesa a la hora de publicar: fecha de publicación, tema, objetivo del post, red social en el que publicamos, texto o creatividad, tipo de contenido, KPI definido, etc.

Estructura del calendario

Existe una gran variedad de plantillas y plugins para crear calendarios. Su elección dependerá más del volumen de publicaciones y las necesidades puntuales de cada proyecto. No es lo mismo una calendario para una marca de zapatos que para una publicación online, que tiene varias personas publicando contenidos permanentemente. Google Calendar y Google Drive son más que suficientes para trabajar solo o en un equipo, es gratis, colaborativo, a medida, y se sincroniza fácilmente; sin embargo existen otras plataformas y extensiones para crear nuestro calendario.

Calendario de publicaciones social media

Podemos crear nuestro calendario de contenidos y programar nuestros posts con herramientas de gestión de redes como Hootsuite, AgoraPulse o Buffer en lugar de publicarlos uno a uno a lo largo del día.

Debemos asegurarnos que nuestro calendario refleje los objetivos establecidos para cada perfil social. Si el fin de nuestra cuenta de Facebook es generar clientes, debemos asegurarnos que el contenido y las campañas sean suficientes para ello.

Si no estás seguro de cómo asignar tus recursos, una apuesta segura es seguir la regla de los tercios de las redes sociales

  • Un tercio de tu contenido debe servir para promover tu marca o negocio buscando convertir y generar beneficios.
  • Otro tercio debe ser para compartir ideas e historias acerca de tu industria o sector, líderes de opinión y empresas afines o complementarias.
  • El último tercio deberá ser de diálogo, opiniones e interacciones con nuestra comunidad y otras cuentas.

Fechas claves

Las fechas claves para nuestra marca o negocio como día del padre o de la madre, navidades, temporadas de vacaciones, eventos, días festivos y relacionados con nuestro negocio, son una de las razones más importantes para crear un calendario de contenidos, pues nos permiten tomar ventaja de las tendencias en redes, conectar con nuestra audiencia utilizando hashtags con notoriedad y de paso planear de antemano  y mejorar nuestras creatividades.

Benchmarking: obtén inspiración para tus redes sociales

Si bien la creatividad en redes sociales es importante y puede ser un factor diferencial, muchas veces el tiempo o la falta de recursos creativos puede ser una limitante para esta. es por ello que una estrategia es apelar a analizar e inspirarnos en lo que hacen nuestros competidores y el mercado.

A ojos puritanos esto puede no ser lo más ético o transparente pero lo cierto es que en la redes ya están una disponibles una serie de conocimientos, buenas prácticas y casos de éxito que podemos adaptar a nuestro plan de marketing en social media.

Igualmente, una estrategia para obtener inspiración e insights para aplicar en tus creatividades es investigar lo que los usuarios publican y hablan de nuestros competidores y del sector en redes, no solo mediante publicaciones sino además con interacción (likes, shares, menciones). Entender sus hábitos, cuando comparten y qué los motiva puede ser de gran utilidad

Otra fuente de inspiración en redes son los líderes de las industrias y las grandes marcas como Adidas, Ikea, Toyota, Red Bull o Burger King y otras más que logran destacarse. Si bien son marcas con grandes presupuestos, seguirlas en redes te permitirá aprender de ellas y poner en práctica algunas de sus acciones adaptándolas a tu marca, no tengas miedo.


7. Definición de nuestros KPIs

Una vez tengamos la planeación de contenidos enmarcada en nuestro calendario editorial y esta se haya puesto en marcha, necesitamos conocer el alcance que están teniendo nuestras publicaciones y su repercusión en la audiencia.

En el caso de las redes sociales, los KPI serán las métricas con las que mediremos el estado de salud de nuestro plan de marketing en estas. Recuerda que los indicadores de gestión deben ser medibles y alcanzables y estar definidos en un tiempo específico.

kpi indicadores de gestión

La definición de los KPI para medir el impacto de nuestro plan de marketing en redes se debe hacer en función nuestros objetivos trazados. Uno de los indicadores de gestión para social media más conocidos es el que mide la interacción, es decir la efectividad de nuestra campaña basada en el engagement.

El otro indicador social es el crecimiento de followers en nuestra comunidad, aunque lo ideal es ligar estos dos indicadores para analizar la calidad de los seguidores de acuerdo con su grado de engagement.

Todos los KPIs son métricas, pero no todas las métricas son KPI´s. Algunos ejemplos:

  • Meta: Por ejemplo, incrementar la notoriedad de la marca.
  • Objetivo social: Por ejemplo, incrementar la conversación e influencia en medios sociales.
  • KPIs: Por ejemplo, Share of Voice (cuota de conversación).
  • Métricas: Alcance, Gente hablando de esto (Facebook), seguidores, menciones comentarios, tweets, etc.

8. Implementación: prueba, evaluación y modificación

Una vez hecho el análisis y la definición de la estrategia de marketing y contenidos en redes, el siguiente paso será su implementación, la cual consiste en seguir al pie de la letra el calendario editorial y de publicaciones, así como el plan de interacción con nuestros seguidores.

No podremos saber si la implementación o ejecución del plan logró el objetivo trazado si no podemos evaluarla. El continuo monitoreo de lo hecho en redes repercutirá en un mayor control y la adaptación de la estrategia y acciones si fuese necesario.

Implementación plan de marketing social media

A medida que publiquemos los contenidos y posts promocionales o de campañas en nuestras redes tendremos que evaluar qué funciona y qué no (con base en los KPI’s definidos) y así establecer métodos y respuestas para cada acción, como revisar las estadísticas que nos ofrecen las mismas redes sociales y mediante otras herramientas como Hootsuite para medir el éxito y alcance de las campañas.

Uno de los métodos más efectivos es medir las visitas que llegan a nuestra web a través de redes sociales con Google Analytics y ajustar nuestro plan de contenidos con la información obtenida.

Las encuestas son otra forma de medir el éxito. Podemos preguntar a nuestros seguidores en redes sociales cómo lo estamos haciendo y a los clientes offline si las redes sociales tuvieron alguna influencia en su compra o qué podemos cambiar.

El objetivo es evaluar qué nos llevó a la consecución de cada objetivo y de lo contrario que hizo que no lo lográramos para adaptarlo o dejar de hacerlo.


Gestión de crisis y reputación online

Una estrategia de marketing en redes puede traer grandes beneficios par tu negocio, sin embargo en las redes tu marca está expuesta a situaciones complejas que pueden afectar su reputación y que de presentarse, debemos gestionar de la mejor manera.

La gestión de crisis en medios digitales no es algo menor y por ello es necesario que dentro de nuestro plan de marketing en redes sociales establezcamos un manual de crisis o protocolo de acción y respuesta, el cual debe ser conocido por todas las personas implicadas en la gestión de nuestros medios sociales. Esta es una herramienta de prevención que puede ser muy útil para evitar una crisis reputacional.


Conclusión

Un plan de marketing en Social Media es algo no solo aconsejable sino necesario para cualquier marca. Aunque no es fácil plantearlo y su desarrollo requiere rigor y mucho análisis, con esta guía y un poco de tiempo y dedicación podrás hacer tu propio plan y ver los beneficios de tenerlo para tu negocio.

Para leer otros artículos de mi blog pincha aquí

 

A %d blogueros les gusta esto: